30 de septiembre de 2014

Coplas para la Feria del Pimiento de Isla

Queremos agradecer con este post la elegante poesía de Javier Aparicio, vecino de Isla, que se esforzó en componer unas brillantes coplillas para que fueran leídas por nuestro presentador en la Feria, Marco Pérez, a modo de juglar a la antigua usanza. Estas son las tres coplas que fueron leídas en diversos momentos durante la Feria del Pimiento de Isla, para que queden en el recuerdo, y no se las pierdan quienes no pudieron escucharlas o quienes simplemente no pudieron acudir al evento:

LA FERIA

El futuro es lisonjero
si el pasado le aconseja; 
dichosos aquellos pueblos
que las costumbres conservan.

Los mercados ancestrales,
los concejos y las ferias, 
los bailes tradicionales
y el fuerte arraigo a la tierra.


Soy juglar, mas me incomoda 
no saber dar buena cuenta 
de las ferias que en España 
cada año se celebran.

Sirvan de ejemplo Medina, 
Potes y Torrelavega; 
Villarramiel artesana
y los ajos, en Plasencia.

Si buscas raza asturiana,
vete a Cangas de Narcea 
si precisas un dalle,
la de aperos, en Atienza.

Por tener, hasta tenemos
en esta España que es nuestra 
una feria de mujeres
en Conil de la Frontera.

Rezuman los calendarios
días con nombre de Feria y
en Isla hoy celebramos
la del Pimiento y la Huerta.

No extrañe si alguna moza,
aprovechando la fiesta
a la vera del molino
se suelta la faldriquera.

José Manuel, el Alcalde,
entre los puestos pasea 
acompañado de Gloria y 
Blanca, la Consejera.

Es menester dar "tres vivas"
que hagan retumbar la tierra: 
viva la Feria de Isla
vivan su gente y sus huertas.


EL PIMIENTO

Permitid que me presente:
mi nombre es "Pimiento de Isla" y 
hoy me rinden homenaje 
los hidalgos de esta villa.

Hortelanos, mesoneros, 
maestros de artesanía 
ediles y autoridades,
visitantes y turistas.

Mi semblante es bermellón, 
orondo y de piel muy lisa; 
si me subo a la balanza
puedo pesar media libra.

Tengo un sabor peculiar; 
soy bocado que cautiva, 
inundando el paladar
de un gusto dulce: no pica.

Si se me trata con mimo, 
puedo alegrar la cocina; 
cuando me sacan del horno 
soy el rey de la hortaliza.

No sé si nací en Gracedo, 
en Poves o en Barenilla; 
tampoco sé si en La Cava 
fue plantada mi semilla.

Mas la savia que engalana 
de rojo y verde mi vida
es el mejor testimonio
de que mi origen es Isla.


LOS PRODUCTORES

Con el permiso del Rey 
la licencia del pueblo, 
hoy me atrevo a enumerar 
los productos que ofrecemos. 
Si alguien piensa que es falaz 
la gallardía que muestro 
al no rendirme a señor 
si no es el señor del cielo, 
que no olvide que soy Marco 
y de Castillo provengo. 
Aún no ha nacido el Señor 
que a mí me someta a diezmo; 
siempre fiel a mi linaje, 
por hijo de algo me tengo. 
Empezare por mentar 
a los que aportan del Huerto 
con hortaliza y verduras, 
con tomates y pimientos: 
Don Cipriano y Montserrat, 
Tiaguín y Galo y al tiempo, 
Jesús Quintana, Cagigas 
y Sierra San Emeterio.
José Rey, Javier Solar,
que son vecinos del pueblo, 
Argos y José Luis Pila,
Con Primo San Emeterio
Me disculpo por delante
si de alguno no me acuerdo, 
porque no por ser juglar
es grande mi entendimiento. 
Además de los mentados, 
que cultivan estos huertos, 
muchos otros mercaderes 
han realizado el esfuerzo 
de acercar hasta la Feria 
sus industrias y su ingenio: 
mieles de Villafufre,
sidra, Yogures y quesos 
anchoas del Mar Cantábrico, 
chorizo y sobaos pasiegos, 
libros, enseres, rosquillas, 
mezclados en gran revuelo 
al lado de nuestros vinos 
y de los huevos de Anero.
Son tantos los que han venido 
a la Feria del Pimiento
que por mucho que me esfuerce, 
memorizarlos no puedo. 
Hurgad en vuestros bolsillos 
que vea la luz el dinero 
y comprad de los productos 
que hoy invaden nuestro pueblo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada